¬°Registrate en Golden Poker! Casino | Slots | Poker | Deportivas CLIC AQUI

¬°Aguante Poker de primera!

gitan0


Moderador

*Masculino

6267
Post

5728
Comentarios

37668
Puntos

25
Referidos


REGISTRATE! es GRATIS!!





 Adictos a apostar, no a ganar- por Facundo Manes  

Imprimir post


 979 Visitas|0 Favoritos| 0 Puntos





Para Facundo Manes, neurólogo clínico y neurocientífico argentino creador del Instituto de Neurología Cognitiva, presidente de la Fundación INECO y rector de la Universidad Favaloro, la ludopatía es un trastorno adictivo psiquiátrico. "Quienes son jugadores compulsivos pierden el control sobre los juegos de azar y presentan síntomas de abstinencia e irritabilidad". El especialista cita a El jugador, una de las novelas emblemáticas de Fedor Dostoievski, que describe el "verdadero calvario en el que puede transformarse la adicción a los juegos de azar".



El jugador es una de las novelas fundamentales de Fedor Dostoievski, uno de los escritores m√°s importantes del mundo de los √ļltimos siglos. Estos cl√°sicos de cl√°sicos logran derramarse mucho m√°s all√° de las fronteras de la literatura y promover abordajes filos√≥ficos, sociales, m√©dicos, cient√≠ficos. Por caso, el derrotero de Aleks√©i Iv√°novich, el protagonista de la novela, nos pone frente al verdadero calvario en el que puede transformarse la adicci√≥n a los juegos de azar y reflexionar sobre causas y consecuencias de la llamada ‚Äúludopat√≠a‚ÄĚ.

Se considera la ludopatía como un trastorno adictivo psiquiátrico. Quienes son jugadores compulsivos pierden el control sobre los juegos de azar, y por esto presentan síntomas de abstinencia e irritabilidad. Así, por lo general y como consecuencia de su conducta, acumulan deudas económicas y tienen problemas familiares y laborales.

Los circuitos neurales involucrados en esta adicción son los mismos que los de todas las adicciones y utilizan al neurotransmisor de la conducta motivada por excelencia: la dopamina. La neurobiología del jugador tiene una particularidad: el pico del neurotransmisor se produce en el momento de la apuesta, no con el resultado. Es decir que son adictos a apostar, no a ganar.

De esta manera, distorsionan el resultado de los juegos al interpretar que ganan a causa de una habilidad personal; mientras que las p√©rdidas son atribuidas a la mala suerte o son vistas como se√Īal de un inminente triunfo. Asimismo, tienden a recordar m√°s y sobrevalorar las ganancias.

Es posible reconocer varias etapas en las que se desarrolla la adicci√≥n al juego. Un primer momento incentivado por las posibles ganancias se caracteriza por el aumento progresivo del tiempo y dinero dispuesto para jugar. Luego el jugador intenta desesperadamente recobrar lo que pierde aumentando la frecuencia y la cantidad de las apuestas. Esta conducta crece como una espiral sin control. As√≠ comienzan las mentiras y los enga√Īos para justificar los gastos desmedidos, para pedir dinero prestado y seguir jugando o pagar las deudas contra√≠das. El juego va haci√©ndose due√Īo de la voluntad del jugador, quien deja de lado amistades y otros afectos, deteriora las relaciones de pareja y familiares, el rendimiento acad√©mico y laboral.

La trama de Alekséi Ivánovich, el personaje de El jugador, da cuenta de que a pesar de sus primeros triunfos y su breve vida de derroche, cae en prisión por las deudas del juego, en la tristeza y la profunda soledad. Del mismo modo, los jugadores llegan a una etapa de desesperanza, en la cual pueden desarrollar síntomas de depresión o buscar ayuda.

La investigadora y antrop√≥loga Natasha Sch√ľll, en su libro ‚ÄúAdictos por dise√Īo‚ÄĚ, describi√≥ y analiz√≥ el comportamiento de las personas adictas a las m√°quinas traga-monedas. Ella sostiene que los jugadores patol√≥gicos que utilizan estas m√°quinas sienten una sensaci√≥n de alivio, incluso de alegr√≠a, cuando pierden hasta el √ļltimo centavo. Solo entonces sienten que est√°n libres para separarse de la m√°quina y marcharse. Por el contrario, cuando las pantallas se iluminan, se escuchan las sirenas y el ruido de las monedas, los jugadores se sienten desesperados. Perder, lejos de registrarse como una derrota, es el precio aceptado que el jugador paga por la vertiginosa experiencia.

Existen diferentes terapias, que suelen combinar estrategias de autoayuda, psicoterapia y de rehabilitación, para tratar la ludopatía. La decisión personal y el apoyo social y profesional es la verdadera apuesta que una persona que padece la adicción al juego puede hacer para intentar ganar la partida más importante.
 
Fuente:buenavibra.es

 

 

Aconcagua Poker

888poker

Neteller

RApoker

Betmotion

Pokerstars

Full Tilt Poker

 
 
 
Facebook
 
Twitter
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Gitan0
 
Pablolinot
 
Licb1
 
Semamon
 
 
 
 
 
 
 
Enviar formulario
 
Poker de primera
 
 
 
 
 
 
 


© 2010-2016 Poker de primera | Protocolo | Widget | Enlazanos | Contacto | Mapa del Sitio
Powered by Spirate 2.3 & SMF